GeneralesPoliticaSalud

Trabajadores de ACUMAR Protestan por Despidos y Amenazas Laborales

En una jornada marcada por la protesta y el reclamo laboral, trabajadores de la Autoridad de la Cuenca del Matanza-Riachuelo (ACUMAR) se concentraron el pasado lunes frente a la sede del organismo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para exigir la reincorporación inmediata de 40 empleados despedidos la semana pasada.

La concentración, que inició desde las 8 de la mañana en la sede central de ACUMAR en Esmeralda 255, se acompañó de un cese total de tareas a lo largo de la jornada.

El objetivo principal de los trabajadores era garantizar el ingreso de los despedidos y exigir su reincorporación inmediata, así como detener las intimaciones laborales que han afectado al personal.

Débora Frites, trabajadora de ACUMAR, expresó la preocupación de los empleados ante lo que consideran un intento de desmantelamiento del organismo.

“La situación de la cuenca es la misma que a finales de marzo cuando empezaron a llegar intimaciones por incumplimiento en la carga horaria”, señaló Frites.

El pasado viernes, se hicieron efectivos los despidos de 40 empleados, seguidos por otros 24 que afectaron áreas críticas relacionadas con el monitoreo de industrias, controles ambientales y relocalización de industrias contaminantes.
Frites denunció que esta medida ha dejado áreas importantes sin personal y ha afectado el trabajo crucial para mantener la salud ambiental de la cuenca.

La situación se agrava por la falta de limpieza en las márgenes del riachuelo y la ausencia de controles sobre las industrias, lo que pone en riesgo la salud de las familias y la calidad del ambiente.

Ante este escenario, los trabajadores han llevado a cabo retenciones de tareas, paros y se han sumado al paro convocado por la CGT.

Los despidos han sido justificados por la nueva gestión de la Autoridad, presidida por Lucas Figueras, alegando ausencias injustificadas basadas en un sistema de horarios manipulables y desconociendo la documentación probatoria de los trabajadores.

La Junta Interna de Delegados de ATE ACUMAR teme que estos despidos sean solo el preludio de una ola más grande que podría afectar a 260 empleados amenazados desde finales de marzo.

Los trabajadores denuncian que estos despidos y amenazas laborales se producen en un contexto de reducción presupuestaria y funciones del organismo, poniendo en riesgo el plan de saneamiento de la Cuenca Matanza Riachuelo.

Esta situación genera incertidumbre y preocupación entre los trabajadores, quienes están decididos a defender sus derechos laborales y la protección del medio ambiente.

WP Radio
WP Radio
OFFLINE LIVE